Sin categoría

Qué ver en siracusa en un día – las mejores cosas para hacer y ver

27 febrero, 2017

Los turistas al llegar a Siracusa, tienen muchas cosas y sitios de los que pueden elegir, entre numerosos testimonios de las civilizaciones que pasaron por ella. Antigua, hermosa y carismática, una ciudad que cautiva al viajero con una enorme cantidad de reliquias que visitar en esta hermosa ciudad, para conocer la grandeza de su historia y su maravillosa cultura.

Siendo fieles a su identidad, Siracusa no se ha dejado desvirtuar por el creciente turismo y continúa siendo la custodia de uno de los mayores patrimonios arqueológicos de Sicília.

Ortigia

Para comenzar tenemos a esta maravilla, unida a Siracusa por un puente, su parte arqueológico es testimonio de toda la historia que ha vivido Sicília y por esto ha sido nombrada patrimonio de la humanidad por UNESCO. Desde el castillo Eurialo, hasta el Templo de Apolo, cubriendo la trayectoria del Templo de Atenea que han sido integradas al interior de la Catedral y finalizando en el mito de Aretusa que se encuentra presente en cada uno de los rincones de la isla.

El Anfiteatro griego y las canteras de Latomie donde se hacían las extracciones de las piedras para las construcciones y donde se puede observar la famosa Oreja de Dionisio,  Siracusa te maravilla, sorprende y fascina sin dejar espacio a otra cosa, porque esta pequeña ciudad de Sicilia, nos recuerda la magnificencia de la cultura italiana.

Fuente de Aretusa

Parece que esta ciudad no deja de tener sus encantos,separada del mar únicamente por una pequeña terraza, es una fuente natural de agua dulce que ofrece una vista totalmente diferente de las fuentes italianas que muchos están acostumbrados a ver, poblada por papiros y patos, la fuente evoca la leyenda de la ninfa Aretusa, perseguida por el dios del río, Alfeo. La ninfa solicitó ayuda a Artemisa, quien la convirtió en fuente para poder liberarla del acoso de Alfeo. Pero el dios se convirtió en río y fluyo hasta que consiguió atrapar a su amor.

Más allá de la atrapante leyenda, la Fuente de Aretusa se ha convertido en uno de los lugares que los turistas no pueden perderse al visitar Siracusa, porque además de su impactante belleza, ofrece una maravillosa vista a la ciudad.

Castillo Maniace

Continuando, tenemos este castillo que fue construido entre los años 1232 y 1240, como una orden del emperador Federico II. Ubicado sobre la costa para dominar el mar y la tierra, Maniace se encuentra en el extremo de Ortigia, a la salida de Puerto Grande. Para el siglo XV, este castillo sirvió como prisión.

Un poco más tarde, a principios del siglo XVI, el castillo se convierte en un baluarte de las murallas defensivas. Y luego, a mediados del siglo XVII, la estructura de este castillo sufre importantes modificaciones. Pasó a manos del reino de Saboya, siendo utilizado como depósito militar hasta la Segunda Guerra Mundial y luego de eso fue restaurado nuevamente.

Con una historia larga y sorprendente, El Castillo Maniace se convierte en uno de los mejores lugares turísticos que visitar en Siracusa. El nombre del castillo yace en dos arietes de bronce que adornan la entrada principal del castillo, que fueron llevados a la ciudad a principios del siglo XI, por Giorgio Maniaci un general bizantino.

Duomo de Siracusa

Construida sobre los restos del templo de Atena, esta catedral ha sido edificada en torno a las columnas del templo. Su magnífica fachada barroca fue restaurada luego del terremoto de 1693, dejando como resultado una mezcla de distintos estilos, la fachada sobresale de las demás construcciones por la doble hilera de columnas y es obra de Andrea Palma. En el interior impacta por la sencillez y las columnas dóricas del antiguo templo de Atenea. Por último, se encuentran las estatuas del escultor palermitano, Ignazio Marabitti como la ornamenta de la fachada.

Anfiteatro de Siracusa

En este anfiteatro romano, perteneciente probablemente al siglo III, cuenta con una planta elíptica y una superficie de 140 x 119 metros, con una entrada al sur y ora al norte, dejando la del sur como entrada a gladiadores y fieras. Y en la otra entrada para los carros de los espectáculos de cuadrigas.

En su mayoría, el deterioro de esta obra se debe a que fue utilizada como cantera para extraer piedra para las iglesias cristianas y para la construcción de la muralla de Ortigia durante el siglo XVI.

Las gradas estaban hechas de mármol y divididas en tres niveles donde se exhiben los nombres de los nobles que ocupaban los asientos y junto a las escalinatas de acceso, fueron excavadas en la colina. La gradería estaba rematada por una zona porticada. Solo los asientos superiores fueron construidos con bloques  de piedra tallada. ES importante tener en cuenta que al incluir el Anfiteatro entre los lugares que deben visitar en Siracusa, los lunes se encuentra cerrado.

Deja un comentario