Sin categoría

La situación legal de la marihuana en Italia

9 marzo, 2017

La tradición en Italia ha tenido un enfoque confuso respecto a las políticas que se deben tomar respecto al cannabis. En el 2006 el gobierno italiano, durante la presidencia de Silvio Berlusconi, puso en marcha una legislación relativa al cannabis mucho más fuerte que la que estaba vigente para la época, pero para el 2014 el Tribunal Constitucional dictó la ley como nula.

Aspectos legales relativos al consumo, posesión y cultivo de cannabis

Posesión y consumo de cannabis

En un país como Italia, el consumo de drogas no ha sido nunca un delito penal, y aunque la posesión es ilegal, no se penalizan las cantidades personales con sanciones penales. Por lo que la posesión del cannabis para el consumo personal no tiene penalización en Italia, pero continúa siendo ilegal según el derecho internacional. En Italia, consumir cannabis no es ilegal y se consume de forma amplia, por todo su territorio.

La historia reciente de la legislación del cannabis es bastante compleja. En 1990, la Ley IErvolino-Vassalli definió las infracciones no penales para las drogas “blandas”, incluidas en el cannabis. Luego, en 1993, los ciudadanos italianos votaron en referéndum a favor de la despenalización de la posesión personal de todas las drogas.

Posteriormente, en el 2006, la aprobación de la Ley Fini-Giovanardi por el gobierno de Berlusconi hizo que se dejara a un lado la distinción entre drogas blandas y duras, y las penas para las drogas blandas, entre ellas está incluida el cannabis, aumentaron en consonancia frente a las drogas duras, como la heroína y la cocaína. En el 2014, el Tribunal Constitucional considero que la ley Fini-Giovanardi era inconstitucional, y la ley regresó de nuevo a seguir su anterior modelo Iervolino-Vassalli.

Actualmente, las personas que se capturan en posesión con cannabis en Italia son susceptibles de recibir tan solo una advertencia. Los menores de edad o personas bajo tutela del estado pueden estar sujetos a las órdenes de tratamiento obligatorio a instancias de su tutor. Los consumidores de drogas consideradas un peligro para el público por lo general son hospitalizados como vía de precaución de seguridad mientras se realice la investigación o juicio.

Venta de cannabis

La venta y el tráfico de cannabis es totalmente ilegal en Italia, aunque las penas son más livianas que las que se imponen por drogas “duras”, como la cocaína y la heroína. Bajo la ley Fini-Giovanardi, la venta o el tráfico de cannabis podría castigarse con un máximo de 20 años de cárcel y multas que podrían llegar a los 260 mil euros. Ahora, la pena por al venta o tráfico de cannabis ronda de 2 a 6 años más y multas que pueden alcanzar un máximo de 75 mil euros.

En la actualidad, la única venta de cannabis que es legal en Italia es la de cannabis medicinal importado desde los Países Bajos, que están disponibles en farmacias autorizadas para los pacientes que tengan un récipe válido, y cuesta hasta 38 euros el gramo, esto podría ser diez veces el valor del cannabis que es comprado de forma ilegal en la calle.

218 legisladores italianos de diferentes partidos políticos en julio del 2015 firmaron un proyecto de ley para la plena legalización del cannabis, que permitirá su uso recreativo, las ventas al menor, la posesión de hasta quince gramos, la creación de clubes sociales y el cultivo de cannabis en cantidades personales. Este proyecto de ley sin lugar a dudas, es el más progresista realizado en la historia de la legislación italiana, relativa a las drogas y si se aprueba, convertía a Italia en el segundo país, luego de uruguay en legalizar el cannabis en todo el territorio nacional.

Deja un comentario